El Gobierno limita el derecho del minoritario a salir de una empresa si no hay dividendo