El maestro que celebró la muerte de Víctor Barrio se expone a una pena de hasta dos años de cárcel.

Enlaces de interés