Las empresas extranjeras invirtieron más de 30.000 millones con el truco fiscal de Microsoft.

Enlaces de interés