Madrid Capital Mundial de la Ingeniería, Construcción y Arquitectura ofrece proyectos de pago por disponibilidad

La nueva asociación Madrid Capital Mundial de la Ingeniería, Construcción y Arquitectura, nacida a partir de un foro previo para exportar el conocimiento del sector madrileño en el diseño y ejecución de obras, ha comenzado su andadura con la búsqueda de un antídoto contra la crisis que afecta ya a España. Su propuesta pasa por la inversión público-privada en infraestructuras bajo el modelo del pago por disponibilidad.

La constitución del colectivo coincidió con el inicio de la pandemia y entre sus referencias se encuentran los grupos de infraestructuras FCC, Sacyr y Acciona; las patronales Tecniberia, Asprima y OficemenDistrito Castellana Norte; el despacho de abogados Cremades y Calvo-Sotelo; organismos públicos como el Icex, Cesce y el ICO; las universidades UAX y UPM; el Colegio de Ingenieros de Caminos, e instituciones como el Ayuntamiento de Madrid. La asociación, presidida por David García Núñez (FCC), espera nuevas incorporaciones, como la de la Comunidad de Madrid o el Ministerio de Transición Ecológica.

El grupo ha analizado distintas soluciones de colaboración público-privada para generar inversión en infraestructuras. Entre ellas, el citado pago por disponibilidad ofrece la ventaja de movilizar recursos económicos sin carga a los presupuestos públicos y sin cómputo como deuda, siempre que exista una adecuada transmisión de riesgos al concesionario, tal y como marcan el Sistema Europeo de Cuentas y Eurostat.

ICO, Cesce, Icex y el ayuntamiento de Madrid, entre los socios de la nueva plataforma público-privada.

Fuentes cercanas al colectivo aseguran que ya se estudia la propuesta de proyectos concretos en Madrid, como es el de la remodelación del cierre norte de la circunvalación M-30. Un tramo urbano para el que el ayuntamiento de José Luis Martínez Almeida ha barajado el soterramiento.

Pago diferido

En el pago por disponibilidad, la parte privada sufraga la infraestructura y sus costes de explotación y conservación, mientras la Administración concedente abona un canon anual por el correcto estado de la carretera, línea ferroviaria, infraestructura social, hidráulica o de cualquier otro tipo.

Este modelo de contrato de concesión, contemplado en la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público y que en España ha convivido con el sistema del pago directo por uso, fija las condiciones de servicio y mantenimiento, penalizándose su incumplimiento.

La asociación estudia proyectos concretos en Madrid, como es el de la remodelación del cierre norte de la circunvalación M-30.

Desde la nueva asociación multidisciplinar se está trasladando a las distintas Administraciones que este tipo de concesiones evitaría la parálisis económica en un momento en que se imponen de nuevo las restricciones; se fomentaría el empleo, y habría garantías sobre el buen estado de las infraestructuras.

Desde el punto de vista de las concesionarias, el modelo de pago por disponibilidad garantiza ingresos mínimos, reduciéndose el riesgo de quiebra de los contratos y sus operadores.

La solución, adoptada en numerosas ocasiones en España, como sucedió con la construcción de hospitales en la Comunidad de Madrid o la remodelación de las autovías de primera generación, encuentra también detractores por tratarse de una hipoteca a largo plazo para la Administración.

Sin embargo, defienden desde la asociación Madrid Capital Mundial de la Ingeniería, Construcción y Arquitectura, se trata de una fórmula que puede complementar la ayuda que vendrá de la UE y el propio esfuerzo inversor del Gobierno, comunidades autónomas y ayuntamientos en tiempo de mayor foco en el gasto social.

El foro de debate en que promete convertirse esta asociación convive con el trabajo en defensa de la inversión en infraestructuras de colectivos como Seopan, Anci, Fidex o la Asociación Española de la Carretera, entre otros muchos.

MIEMBROS Y OBJETIVOS

Distintas sensibilidades. La directiva de la Asociación Madrid Capital Mundial de la Ingeniería, Construcción y Arquitectura cuenta con Ángel Zarabozo (Colegio de Ingenieros), Ramón Arteaga (Acciona), Jaime Fernández Gallego (Asprima), David García Núñez (FCC), Jesús Esteban Lario (DCN) o David Solla (Ayuntamiento de Madrid), entre otros.

Tareas. Además de exportar la experiencia española en infraestructuras, se creará un grupo para el rediseño del urbanismo de Madrid. También se trata de atraer a la capital un evento mundial del sector.

Covid-19. La ingeniería, arquitectura y construcción estimaba una producción superior a los 184.000 millones en 2020, con 1,4 millones empleos. Tras el parón de abril y la ralentización de obras, la asociación prevé que la producción baje a 175.500 millones y se pierdan 60.000 empleos.

 

Noticias relacionadas

FCC, Sacyr y Acciona se alían para relanzar Madrid en plena crisis del coronavirus