Aluvión de denuncias por el cártel de coches: "Fue una tomadura de pelo"