América Latina está en muy mal momento, probablemente el peor de los últimos 30 años