Así perdimos de la noche a la mañana 100.000 euros en el Banco Popular.