Bankia usará la sentencia para intentar salir airosa de las demandas de los accionistas.