Colombia es el país de Iberoamérica que más tiempo ha mantenido una democracia