Congreso Juristas rechaza el nacionalismo que busca destruir la democracia