Cuando compré acciones del Banco Popular sabía a lo que me arriesgaba