El Club Málaga Valley aboga por incorporar las humanidades al reto de cambio tecnológico.