El estado deberá pagar 24 mil euros a los accionistas de Galerías Preciados.