El Estado tiene una deuda con el sector de la hostelería