Galicia quiere contar con una primera línea empresarial ética y transparente.