Hosteleros y su macrodemanda: Si no nos dejan trabajar, que nos indemnicen