Hoteles, agencias de viaje y productores de alimentos y bebidas también reclamarán daños y perjuicios al Gobierno