Inversores exigen más control a la CNMV para acabar con los ataques especulativos