La CNMV agota sus opciones para evitar el descrédito por la opa de FCC.