La Conferencia episcopal reconoce 506 denuncias de Pederastia