La Feria del libro de Madrid termina con lazos más fuertes con Latinoamérica.