La hostelería se la juega con las ayudas: el 20% de las empresas será inviable si la crisis se prolonga