La junta se da de plazo dos años para podar su administración paralela