Los accionistas minoritarios recurren ante la Justicia europea la resolución del Popular.