Los afectados del Popular se inclinan por la vía penal contra los directivos.