Los fondos entran a financiar reclamaciones en el cártel de coches