Los hosteleros presentan las primeras demandas contra el Gobierno central