Los pasajeros afectados por las cancelaciones de Ryanair pueden reclamar hasta 600 euros.