Los Premis Ones hacen un clamor por la justicia ecosocial y los derechos humanos