Madrid se convertirá en la sede mundial del derecho.