Málaga Valley aboga por reclutar las humanidades para el reto tecnológico.