Más de 49.000 personas se agrupan en España para reclamar contra el 'cártel' de los fabricantes de coches