Más de la mitad de las Pymes españolas desconocen cómo aplicar la nueva protección de datos.