No hay justicia desde que hay jueces, sino desde que los abogados representan a una parte y tratan de conseguir que se respeten sus derechos.