El Gobierno estudia levantar el Estado de Alarma el próximo 9 de mayo. Según los expertos, esta decisión puede afectar directamente a los negocios.

El Gobierno tiene previsto levantar el Estado de Alarma el próximo 9 de mayo. La fecha límite se estableció en el Real Decreto-ley del pasado 25 de octubre para dar por finalizada la situación de emergencia en nuestro país. En caso de no prorrogarse esta normativa, las actuales medidas de restricción como el toque de queda o los cierres perimetrales, que afectan directamente al funcionamiento de cientos de miles de pequeños negocios, quedarían anuladas. O eso es lo que afirman los expertos. Se retomaría, en principio, "la normalidad que conocíamos antes del estallido de la pandemia", explicó Alberto Ruiz, catedrático de derecho administrativo y socio del despacho de abogados Cremades & Calvo Sotelo.

Según este catedrático, "el Estado de Alarma es una regulación excepcional y si finaliza, lo harán con el todas las limitaciones impuestas hasta el momento. Las restricciones son limitaciones de los derechos fundamentales que únicamente pueden imponerse en un Estado de Alarma, Excepción o Sitio, por lo que no podrían ponerse de nuevo en vigor sino se prorroga el Real Decreto", explicó. Por ello, el levantamiento del Estado de Alarma supondría "un alivio" para los trabajadores por cuenta propia. 

Durante año y dos meses los autónomos y pequeñas y medianas empresas han supeditado su actividad a las decisiones y medidas de las autoridades sanitarias para mitigar los contagios del virus. Las limitaciones de horarios, aforos y restricciones de movilidad han obligado a la mayoría de los negocios a cerrar durante meses sin opción de percibir ingresos, lo que ha llevado a muchos de ellos al cierre definitivo. De ahí que los expertos de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas vean el fin del Estado de Alarma como el "principio del camino hacia la recuperación del sector productivo".

El Gobierno pretende dejar las restricciones en manos de las CCAA pero legalmente es cuestionable

No obstante, el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, parece tener otros planes. Tal y como aseguró hace algunas semanas, una vez decaiga el Estado de Alarma, será el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, donde están representados el Ministerio de Sanidad y los consejeros de todas las comunidades autónomas, el órgano encargado de decidir si se implantan o no nuevas medidas para gestionar la emergencia sanitaria del Covid-19. 

Algo con lo que no están de acuerdo los expertos en derecho administrativo. Según explicó el catedrático Alberto Ruiz, "ni el Consejo Interterritorial de Salud ni las CCAA tienen las competencias para esas actuaciones u órdenes de restricción, ya que coartan derechos de naturaleza fundamental como es la movilidad o el desarrollo de las actividades". Ruiz explicó que, legalmente, si finaliza el Estado de Alarma, "las comunidades autónomas volverían a la situación en la que se encontraban antes de la pandemia. Sin potestad para ordenar las restricciones ahora vigentes". 

Asimismo, los expertos señalaron que, de acuerdo a la Ley Orgánica de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, las comunidades autónomas si podrían llegar a restringir derechos fundamentales, pero "sólo en casos estrictamente justificados y estudiados. No es algo que puedan hacer así como así".

La decisión de levantar el Estado de Alarma dependerá de la vacunación

Si bien lo que ocurrirá con las restricciones una vez se de por finalizado el Estado de Alarma es una cuestión que genera mucha polémica, aún no se sabe si el Ejecutivo prorrogará o no el Real Decreto que lo regula. El Gobierno está a expensas del ritmo de vacunación para tomar esa decisión. Según sus cálculos, en mayo ya estarán vacunados cinco millones de ciudadanos, lo que supondría estar cada vez más cerca de la llamada inmunidad de rebaño.

Una cuestión de "vital importancia" también para el Consejo de Economistas, quienes consideran que "si el ritmo de vacunación sigue como hasta ahora, a mediados de junio podríamos empezar a recibir el 50% del turismo que tuvimos en 2019. Clave para la recuperación de la economía española", apuntó el presidente de la Comisión Financiera, Antonio Pedraza.

¿El fin del Estado de Alarma sería el "inicio de la recuperación"?

Todo el proceso del levantamiento del Estado de Alarma, y con él, de las restricciones, supondría para los expertos, "el inicio de la recuperación en España". La consecuente vuelta a la movilidad, podría hacer que el sector servicios recupere con cierta rapidez las cifras de facturación que registraba antes de la pandemia. Un factor, unido a la vacunación, que también la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) apuntó como clave a la hora de señalar a España como el país con más fuerza de recuperación frente a otros como Alemania, Francia e Italia.

Según el último estudio de la organización, la economía española rebotará este año siete décimas más de lo previsto. Es decir, pasará del 5% al 5,7%, y en 2022 el incremento será de ocho décimas más. Unas previsiones con las que coincide el Consejo General de Economistas de España, quienes aseguraron que, el hecho de que la economía española haya experimentado una mayor caída, “hará que el efecto rebote hacia arriba se produzca mucho más rápido que en el resto de la Unión Europea”, explicó Pedraza. No obstante, los economistas son más cautos en cuanto a la recuperación del PIB español, que no esperan que se produzca hasta, por lo menos, el 2022 como mínimo. Y el problema será si este repunte sería suficiente para recuperar todo lo perdido en el 2020 y en el 2021. Muchas voces apuntan que no. 

Además, a pesar de que distintos expertos se muestran positivos respecto a la recuperación, “en ningún caso será tan elevada como las previsiones que planteó el Gobierno hace unos meses”. El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, previó un crecimiento del 9,8% para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Según Pedraza, estas estimaciones “podrían ser comprensibles porque se hicieron cuando aún no se había producido ni la segunda ni la tercera ola del virus”. El problema está ahora en el “desequilibrio” con el que se va a encontrar el Gobierno al “contar con unos ingresos que provienen de un crecimiento que no se va a dar”, señaló el economista. En concreto, el Ejecutivo contó con 30.000 millones de euros de más.

Esperan en España un 'efecto rebote'

Según el Consejo de Economistas, una de las explicaciones de que España sea el país con la mejor previsión de recuperación de la UE se recoge en la teoría de Milton Friedman, un experto en economía. Según sus estudios, "los países que habían caído mas bajo, tienen mayor capacidad de rebote en las recuperaciones". Es decir, que cuando los mercados experimentan caídas más pronunciadas son los que suelen crecer más rápido cuando pasan las crisis. 

Si bien esta teoría no está científicamente demostrada, "puede valer en el caso español, ya que es la economía que más a caído y sobre la que mejores previsiones de recuperación hay". No obstante, distintos expertos apuntaron que España depende "mucho" de la demanda interna, por lo tanto cuando hay paro esta demanda se frena. De igual forma, cuando empieza a recuperarse el empleo los consumidores comienzan a tener más confianza y las economías vuelven a moverse.