Hoy, 17 de abril, nos ha dejado Don Manuel Alcántara, el decano del articulismo español.

Uno de los grandes maestros del género, apenas ha llegado a ver una última primavera. Autor de numerosas obras, ganó el Premio de la revista Juventud en 1957. Años después, en los sesenta, tras ser Premio Nacional de Poesía con la obra Ciudad de Entonces, se convirtió en columnista estrella, primero para Ya y luego para Arriba de Nuevo.

Tras una larga vida profesional, repleta de éxitos, Don Manuel ha sido siempre definido por los que le conocían como un gran defensor de la libertad de expresión y de la libertad de prensa, incluso más allá de las fronteras españolas. Deja a sus espaldas 30.000 artículos, numerosos premios y una enorme impronta en el periodismo de todas las generaciones.

Es en relación a los premios que recibió donde destacamos el que le fue otorgado en el año 2017 por parte de la Asociación Española Eisenhower Fellows. El First Amendment Award, a toda una carrera profesional, es un premio vinculado a Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos y recoge un reconocimiento a toda su carrera profesional además de un homenaje a su defensa tanto de la libertad de expresión como de prensa como elemento indispensable y necesario para la democracia.

A la entrega de dicho premio asistieron, entre otros, el Presidente de la Fundación Eisenhower Fellowship (el norteamericano George de Lama) y Don Javier Cremades, Presidente de la Asociación Española Eisenhower Fellowship. Es Don Javier quien recuerda y resalta del ilustre Manuel Alcántara: “como fue un hombre que creó escuela. Y que periodistas como él, son fundamentales para explicar el mundo".

Alcántara se definía como un periodista independiente que renegaba de cualquier mandato o sometimiento por parte de nadie. Y esa es la mejor manera de despedirse de un amigo admirado, proclamando sin ningún género de duda que falleció LIBRE.