Primeras reclamaciones de los hosteleros por las pérdidas del estado de alarma