Protección de datos: delinquir en la red saldrá más caro que hacerlo en la calle.