El caso del grupo británico Lloyds Banking Group (LBG) en el Reino Unido y del grupo Bankia en España