Los controladores que se desvinculan del caos aéreo de 2010 declararán el 27 y el 29 de enero.