Reclamaciones frente a aerolíneas: cuándo tiene el pasajero derecho a una indemnización