Un grupo de hosteleros impulsa una plataforma para presentar una demanda colectiva contra el Gobierno