Un millar de hosteleros reclama al Gobierno 65 millones de euros por las pérdidas provocadas por el estado de alarma