• La cita ha contado con la presencia del socio director de Cremades & Calvo-Sotelo, José Francisco Estévez, director del Máster en Negocio y Derecho de las Telecomunicaciones, Internet y Audiovisual, así como de los socios del despacho Ángel Fernández-Albor, director Académico de los Programas de Máster y Ernesto Trigueros, director del Máster en Negocio y Derecho de la Energía. Al acto de apertura ha asistido también Juan Morote, rector de la Universidad Europea de Madrid.

 

  • Ambas instituciones se unieron en 2017 para ofrecer al ámbito de la Educación Superior –tanto español como internacional– una enseñanza del Derecho distinta de los modelos tradicionales, que capacita a sus estudiantes para aportar soluciones a los retos actuales del ámbito jurídico.

 

Madrid, 6 de noviembre de 2018.- La Universidad Europea y el despacho de abogados Cremades & Calvo-Sotelo han celebrado este lunes el acto de apertura del curso académico 2018-2019 de la Escuela de Abogados en el campus de Alcobendas de la institución educativa con la participación del exfiscal general del Estado,  socio de Cremades & Calvo Sotelo y director del Máster de Asesoría Jurídica de Empresas, Juan Ortiz Úrculo. La bienvenida y el saludo a los estudiantes ha corrido a cargo de Juan Morote, rector de la Universidad Europea de Madrid. Morote ha recordado que “la Escuela está implantada en el mundo del ejercicio profesional para facilitar al graduado la tarea de incorporarse rápidamente y con éxito al ejercicio efectivo de la abogacía”. Según el rector, esto es posible a través de los programas de Master en Dirección de Asesoría Jurídica de Empresa, Master en Derecho y Negocio de las Telecomunicaciones, Internet y Audiovisual y Master en Derecho y Negocio de la Energía.

Asimismo, a la cita han acudido también los socios del despacho Ángel Fernández-Albor, director Académico de los Programas de Máster y Ernesto Trigueros, director del Máster en Negocio y Derecho de la Energía, acompañados por José Francisco Estévez, director del Máster en Negocio y Derecho de las Telecomunicaciones y socio director de Cremades y Calvo-Sotelo.

Tras el discurso del rector, ha sido el turno de los saludos de José Francisco Estévez, director del Máster en Negocio y Derecho de las Telecomunicaciones y socio director de Cremades y Calvo-Sotelo, quien ha tomado la palabra para mostrar su satisfacción con “esta colaboración entre dos grandes instituciones, una unión que permite a los estudiantes de esta Escuela algo muy importante como es aprender trabajando, continuar con la formación a través de casos reales”. Por su parte, el exfiscal general del Estado, socio de Cremades & Calvo Sotelo, y director del Máster de Asesoría Jurídica de Empresas, Juan Ortiz Úrculo, ha incidido en “el aprendizaje constante que se da en las aulas, tanto por los estudiantes como por los propios profesores ya que el derecho es algo que necesita aplicarse en el día a día de los casos concretos”. En el turno de Ernesto Trigueros, director del Máster en Negocio y Derecho de la Energía y socio del despacho, ha instado a los estudiantes a “no desaprovechar ninguna oportunidad ya que ahora comenzáis una formación complementaria a toda aquella que habéis visto en el grado de derecho. La Escuela va a ser para vosotros el tránsito entre la universidad y la empresa”. En su intervención, el director Académico de los Programas de Máster y socio del bufete, Ángel Fernández-Albor, ha recordado que “es el momento de profundizar en los conocimientos teóricos a la vez que trataremos los diferentes casos que salen de la realidad cotidiana” por eso quiso finalizar dando la bienvenida a los estudiantes a lo que quiso denominar como “la escuela de los casos”. Para cerrar el acto de apertura del curso académico 2018-2019, José Francisco Estévez ha ofrecido una ponencia inaugural bajo el título “La Internacionalización del ejercicio de la Abogacía”.

La Escuela de Abogados es una iniciativa que surge en 2017 para formar abogados técnicamente excelentes que aporten soluciones complejas a los problemas actuales de las empresas y de las personas. Con esta alianza, ambas instituciones buscan revolucionar la enseñanza del Derecho con un valor agregado único, una formación dual que trasciende los límites de los tradicionales sistemas de formación en el ámbito del postgrado. Una formación en la que no solo se estudia Derecho, sino que se aprende a ser abogado mediante la inmersión plena desde el primer día en el mundo real del ejercicio profesional de alto nivel, haciendo prácticas en el propio despacho y ejerciendo la profesión con la orientación de varios de los más prestigiosos y experimentados juristas nacionales e internacionales.

La Escuela de Abogados plantea un nuevo sistema que capacita a los estudiantes para trabajar como abogados desde el primer día, habilitándoles para el ejercicio internacional, permitiéndoles adquirir las técnicas y habilidades inherentes a la práctica profesional y capacitándoles para afrontar con éxito los retos más actuales del ejercicio de la abogacía.

Galería de imágenes