El sueldo del argentino asciende a 8,3 millones de euros brutos al mes

El fútbol español también se está viendo afectado por el coronavirus. El parón decretado hace más de dos semanas ha dejado a algunos clubes muy tocados, sobre todo a los más humildes de Segunda B, y ya se teme perder lo que resta de temporada. No obstante, entre los equipos grandes también han surgido problemas, dadas las altas fichas que muchos tienen que pagar a sus estrellas, algo que se complica ahora que no hay ingresos. El Barça es uno de ellos, y por eso ha abierto la puerta a presentar un ERTE. ¿Cuánto cobrarían astros como el argentino Lionel Messi si el club opta por ello?

El astro argentino tiene un sueldo que asciende a 8,3 millones de euros brutos al mes, según la clasificación de salarios publicada el pasado mes de febrero por el diario galo L'Equipe, y es el futbolista mejor pagado del mundo. Eso, unido a lo que cobran otros compañeros de equipo como el francés Antoine Griezmann y el uruguayo Luis Suárez (ambos se llevan algo menos de 3 millones de euros brutos al mes), ha hecho que el FC Barcelona se encuentre en una encrucijada y haya planteado el mencionado Expediente de Regulación Temporal de Empleo.

Aunque ninguno de ellos cobraría nada parecido a lo que perciben del club. Los abogados de Cremades & Calvo Sotelo explican que en caso de ERTE, la base reguladora de la prestación será la resultante de computar el promedio de las bases de los últimos 180 días cotizados o, en su defecto, del período de tiempo inferior, inmediatamente anterior a la situación legal de desempleo, trabajados al amparo de la relación laboral afectada por las circunstancias extraordinarias que han originado directamente la suspensión del contrato o la reducción de la jornada de trabajo, en este caso la epidemia de coronavirus.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que a los futbolistas "no se les reconoce mejor derecho que cualquier trabajador" ni en el Estatuto de los Trabajadores ni en los Reales Decretos aprobados por el Gobierno en los últimos días. Por eso, dicen desde este despacho, "tienen las mismas limitaciones legales en cuanto a cuantía que cualquier trabajador, más allá de la protección social que quieran desarrollar sus empleadores".

Es decir, que Messi, o cualquiera de sus compañeros de equipo, no podrían cobrar en concepto de paro más que lo que marca la ley. Y es que por mucho que haya cotizado un trabajador, hay un tope máximo que se puede cobrar de paro en 2020, según el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Sobre todo porque es que el Estado el que paga estos salarios en caso de ERTE, y no puede asumir las cifras astronómicas que se embolsan los jugadores.

En el caso de Messi, que tiene tres hijos, sería 1.411,83 euros. Y esa sería también la cifra que ingresaría Luis Suárez, que tiene otros tres hijos. Sin embargo, Griezmann se llevaría algo menos, al tener solo dos: 1.254,86 euros al mes. Y es que el tope aprobado para este año varía dependiendo de si el trabajador tiene o no descendencia. En el caso de ERTE, los jugadores del Barça sin hijos cobrarían un máximo de 1.098,09 euros.

¿ERTE O BAJADA DE SUELDO?

No obstante, todo apunta a que al final jugadores y club llegarán a un acuerdo para no alcanzar este punto. El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, ya ha mantenido una reunión con el propio Messi y el resto de capitanes de la plantilla (Sergio Busquets, Sergi Roberto y Gerard Piqué), para plantear una bajada del sueldo a los jugadores hasta que pase la crisis del coronavirus, y según apuntan varios medios éstos se han puesto a disposición del presidente para apoyarle en cualquier medida económica que tenga que tomar el club.

Es decir, que estarían dispuestos a renunciar a una parte de su salario para sortear esta situación, en la que el club no ingresa nada y teme sufrir pérdidas millonarias: espera ingresar 150 millones de euros menos entre derechos televisivos, entradas, restauración, etc., y eso solo si se reanudan las competiciones y se puede acabar la temporada. Si no, la cifra será mucho mayor.

Al mismo tiempo, debe seguir pagando a sus trabajadores. El 61% del presupuesto de club azulgrana de la temporada 19-20 es para fichas de la primera plantilla, según recoge Marca, lo que se traduce en unos 507 millones de euros anuales en sueldos y 135 en amortizaciones, por lo que un acuerdo con los jugadores sería vital para evitar el ERTE.

No obstante, puede que no todos en el Barça puedan sortearlo, porque aún está sobre la mesa la posibilidad de presentar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo que afecte solo al personal de administración.