El Presidente de la Corte Suprema de Chile, Guillermo Silva Gundelach, ha participado en la celebración de una nueva sesión previa al World Law Congress Colombia 2021, evento organizado por la World Jurist Association junto con la World Law Foundation. Bajo el título ‘Delincuencia transnacional y corrupción: protección de la independencia judicial’, Silva Gundelach ha recalcado la importancia de discutir sobre la corrupción y la protección de la delincuencia judicial”, ya que, según ha reconocido, “de no hacerlo, ponemos en riesgo nuestro futuro común".

El encuentro ha estado presidido por Javier Cremades, presidente de la World Jurist Association y la World Law Foundation, quien ha dado la bienvenida a los ponentes subrayando “cómo de importante es la independencia de los jueces, así como luchar contra el crimen y la corrupción”. Diego García-Sayán, Relator Especial de la ONU sobre la independencia de magistrados y abogados y presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (2010-2014), ha introducido el tema de debate y ha destacado la importancia del asunto ya que “el fortalecimiento de redes de crimen organizado ha generado un nuevo tipo de reto y amenaza a la independencia judicial de los poderes”.

Leonor Etcheberry, Vice-Presidenta del Colegio de Abogados de Chile, ha sido la encargada de moderar el debate en el que Cheol-Kyu Hwang, Presidente de la Asociación Mundial de Fiscales, ha defendido que “hacemos lo posible para aplicar las convenciones contra la corrupción” y ha señalado que la cooperación internacional es fundamental, además de asegurar que las fiscalías miembro trabajan de forma colaborativa más allá del marco tradicional. Durante la discusión, la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, ha apostado por la autonomía funcional y presupuestaria del poder judicial y de la Fiscalía para hacer frente a la corrupción, a la que considera “el juego sucio de la democracia” y ha destacado la necesidad de recurrir a la cooperación ya que es la herramienta para atajar la impunidad.

También ha participado María Eugenia Gay, Decana del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, quien ha ratificado el “firme compromiso” del colectivo para hacer del derecho y las leyes la salvaguarda de los derechos de la ciudadanía. Y es que, tal y como ha destacado, los partidos y los diferentes poderes públicos deben actuar con transparencia y rigor en favor de la sociedad, de forma que las formaciones políticas sean capaces de reconducir la desviación del poder y recuperar las instituciones a las que representan, que es al pueblo, reforzando la soberanía de los estados, ya que los grandes retos que tenemos por delante exigen el desarrollo de la estructura en la que el diálogo sea la máxima expresión de la democracia. En esta línea, Héctor Humeres Noguer, Presidente del Colegio de Abogados de Chile, ha asegurado que “corresponde a todos los poderes y ministerios, además de a los colegios de abogados, contribuir a prevenir, erradicar e informar acerca de los peligros que encierra la corrupción y las formas en las que pueda presentarse”. Y es que, para Humeres Noguer, “la corrupción puede deteriorar la base de un país causando un severo daño en la sociedad, debido a que la corrupción que recae sobre la administración de justicia afecta a la garantía de protección de los derechos humanos”.

Jorge Abbott Charme, Fiscal Nacional de Chile y Presidente de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos, ha apostado por la autonomía y la independencia de los ministerios públicos, además de promover el uso de las herramientas de cooperación internacional”. Durante el debate, Luz Ibáñez, Jueza de la Corte Penal Internacional, ha reconocido que “el problema de la corrupción e independencia judicial no responde a la conducta individual de los jueces, sino que se trata de un problema estructural y, por eso, la respuesta debe ser holística y estructural”. En su intervención, José Igreja Matos, Vicepresidente de la Unión Internacional de Magistrados, ha aclarado que “siempre queda claro que la domesticación de los jueces es una herramienta fundamental para propiciar impunidad y ha destacado el protagonismo de las múltiples instituciones que tienen un papel decisivo en la defensa del Estado de Derecho. Los tiempos difíciles exigen de las instituciones internacionales una voz firme y valiente”. Ha cerrado el debate Roberta Solís, de la Oficina de Prevención del Delito y Justicia Penal, que ha subrayado que “el apoyo entre jueces es fundamental ya que ayuda a prevenir la corrupción judicial".

Esta Opening Session ha sido la segunda sesión previa al Congreso Mundial del Derecho que se celebrará en Colombia en 2021 y en ella también ha participado el presidente del país, Iván Duque, quien a través de la proyección de un vídeo institucional ha asegurado que “recibimos este congreso como un reconocimiento a los esfuerzos de la sociedad colombiana por defender el Estado de Derecho como garante de la libertad, el orden, la paz y la concordia.

 

Noticias relacionadas

World Law Congress 2021 en Cartagena sigue en pie a pesar del coronavirus

 

Galería de imágenes